Curiosidades que no sabías de He-Man

He-Man es un personaje de ficción que se hizo extremadamente popular gracias a una adaptación animada de 1983 llamada “He-Man y los Amos del Universo”. Es considerada la serie animada más exitosa jamás realizada por la casa de animación Filmation, aunque en su momento la serie fue criticada por grupos de padres como una caricatura diseñada para vender figuras de acción.

Esto no deja de tener algo de verdad, ya que el personaje fue creado precisamente por la juguetería Mattel. Su origen se debe a muchos factores, pero principalmente en la búsqueda de la empresa de una licencia original, luego de que en el año 1976 el Gerente de Mattel rechazara la posibilidad de producir la línea de juguetes de Star Wars. Y ya sabemos lo que eso significó…

El personaje de He-Man era originalmente un vikingo de aspecto severo y amenazante, que para suavizarlo decidieron darle un corte de pelo rubio. Cuando distintos prototipos se utilizaron en pruebas de investigación de mercado, un niño quedó tan enamorado del muñeco que intentó meterlo en su abrigo. El ladrón fue atrapado, pero para Mattel fue una señal de que tenía algo entre manos.

En 1980, Conan Properties International entabló negociaciones con Mattel en relación con la posible licencia de los juguetes de Conan el Bárbaro. Durante ese tiempo, Mattel recibió mucho material y se firmó un acuerdo de licencia, pero pronto solicitó la rescisión del contrato. Al lanzar la línea de juguetes en la que aparecía He-Man, tres años más tarde, Mattel fue demandado por la empresa por tener un diseño parecido con su personaje. Finalmente, Mattel ganó el juicio y se quedó con los derechos de He-Man.

La serie animada que todos conocemos fue en realidad el resultado de una mala reunión de venta con Toys ‘R’ Us, la más importante tienda de juguetes en Estados Unidos. Para ayudar a aclarar la historia y quiénes eran los buenos y los malos, Mattel había encargado una serie de cómics para insertarlos en las cajas de sus juguetes, pero los ejecutivos de la juguetería no estaban convencidos de que fuera suficiente. Improvisando, el vendedor de Mattel mintió, diciendo que estaban preparando una serie de dibujos animados ¿Qué tan difícil podría ser hacer una serie de televisión?

Los estudios de animación Filmation eran famosos en su época por reutilizar las mismas secuencias animadas una y otra vez, cosa que es evidente al ver la serie hoy en día. La mejor prueba de su tacañería es que en el material original, el pequeño bufón flotante Orko se llamaba en realidad Gorpo, e iba a tener una gran “G” en el pecho. Filmation cambió el nombre del personaje por Orko, para que así tuviera una “O” en el pecho y se pudiera dar la vuelta a la animación, para así usarla también al revés.

Debido al éxito de la serie animada, se produjo una infame película en cines que popularizó al personaje a niveles impensados.. Al darse cuenta del potencial de ventas para navidad, Mattel mandó a fabricar personajes nuevos para ampliar el mundo de Eternia. ¿Entonces por qué la línea de juguetes fracasó súbitamente? La respuesta es muy sencilla: la falta de figuras de He-Man y su enemigo mortal Skeletor, en las tiendas. Mientras Mattel producía un suministro interminable de figuras secundarias (como el hoy desconocido “Hombre de Musgo”), se olvidó del hecho de que sus personajes más populares no estaban disponibles. Naturalmente, el interés de los niños se desvió hacia nuevos juguetes como Los Transformers y Las Tortugas Ninja, series de las cuales hablaremos en otro momento.

A pesar de su corta vida y su abrupto final, He-Man nos marcó de gran forma cuando éramos niños, y hoy recordamos con nostalgia las aventuras del Príncipe Adam y sus amigos, los Amos del Universo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Atículos Relacionados