Corría el año 1995, cuando los pseudo-juegos3D se encontraban en su apogeo y cada compañía intentaba hacer el "nuevo Doom". Era una época maravillosa donde Lucasarts aún hacía juegos buenos y tenía ideas innovadoras. Dark Forces fue uno de sus aciertos. Tanto que logró 3 secuelas, cada una mejor que la anterior (bueno, a excepción de la última, que no es nada), y que hasta el día de...

Leer más